Un atleta paralímpico pierde la medalla de oro después de llegar tres minutos tarde a la final

0
80

Inverosímil y torpe, pero cierto ha sido lo que le ha ocurrido al paratleta malayo Muhammad Ziyad Zolkefli en su prueba de lanzamiento de peso F20 masculino, el pasado martes. El que fuera oro en Río 2016 no ha podido revalidar la medalla más preciada en Tokio 2020 por haber llegado tres minutos tarde a una final que, además, terminó ganando.

Tan solo tres minutos han alejado al malayo del oro. Ese fue el tiempo que se retrasó, junto con otros dos atletas, para llegar a la final de lanzamiento de peso que, sin embargo, pudo disputar. La organización permitió a Zolkefli y sus compañeros competir con el resto de deportistas porque “podían tener una razón lógica para llegar tarde“, según el portavoz del Comité Paralímpico Internacional, Craing Spence. “Les permitimos competir y estudiar los hechos luego”, añadió.

En la competición, Zolkefli terminó primero con récord del mundo incluido, con un lanzamiento de 17,94 metros… que no sirvió de nada. Los jueces del World Parathletics consideraron que “no había razón justificable” para el retraso de los tres deportistas y terminaron descalificando a los tres.

La decisión provocó un gran revuelo y mucha polémica en redes sociales, con usuarios lamentando las consecuencias para Zolkefli, pero con otros volcando su rabia contra el ucraniano Maksym Koval, que terminó proclamándose como campeón paralímpico. Spence, por su parte, rechazó por completo este tipo de comportamiento “abusivo”.

“Ridículo en mi opinión. O sea, si, puedes estar muy descontento con la decisión pero lo que ahora veo son comentarios en todas nuestras publicaciones en redes sociales que no tienen ndad que ver con el evento de lanzamiento de peso F20. Las reglas son las reglas, la decisión está tomada y no era culpa del ucraniano. El malayo llegó tarde al ‘call room’. Muy decepcionado con que tal abuso ocurra en redes sociales”, sentenció.

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

18 + 1 =