Un atleta subcampeón olímpico bielorruso hace huelga de hambre y vende una de sus medallas por los presos políticos de su país

0
55

Andréi Krauchanka consiguió la medalla de plata en decatlón en los Juegos Olímpicos de Pekín 2008 representando a Bielorrusia, sin embargo hoy en día su vida no se centra en el deporte, sino en política, saltando a los medios después de ponerse en huelga de hambre y poner a la venta su medalla para apoyar a los presos políticos del régimen de Alekxandr Lukashenko, presidente del país.

“No aconsejo a nadie que me imite, pero es muy difícil digerir la horrible realidad bielorrusa. Que la fuerza os acompañe”, escribió en un mensaje de vídeo en Telegram remitido a Efe por el Fondo de Solidaridad Deportiva de Bielorrusa.

Krauchanka, que perdió su trabajo y fue expulsado del equipo nacional por apoyar las protestas antigubernamentales contra el fraude en las elecciones presidenciales de agosto de 2020, recuerda el horror que aún siente tras ser detenido el 8 de noviembre de 2020.

“Mi familia pensaba que había desaparecido. Durante cuatro días mi abogado no disponía de información sobre dónde estaba o qué me había pasado”, señaló. Además de estar 14 horas contra la pared en una comisaría, durante sus diez días de arresto administrativo no recibió ni comida ni ropa y regresó a su casa con coronavirus.

Mayor del KGB, Krauchanka lamenta que los arrestos se hayan convertido en una “rutina” en la antigua república soviética. “Seis meses después de mi liberación recuerdo cada día que pasé (en prisión). Sé lo duro que es para las familiares de los presos políticos”, explica. Por todo ello, decidió ayunar y poner a la venta la medalla de oro que logró en la prueba de heptalón en el Europeo de piesta cubierta celebrado en París en 2011.

“Es realmente especial para mí, ya que la gané compitiendo con una grave lesión. Fue doloroso, pero ahora duele cien veces más. Eso es también por lo que decidí anunciar una huelga de hambre de diez días en solidaridad con los presos políticos”, dijo.

Krauchanka, de 35 años, es uno de los más de dos mil deportistas bielorrusos que han firmado una carta abierta contra la brutalidad policial dirigida a Lukashenko, en el poder desde 1994.

En su momento, declaró que no quería competir más por su país y se planteaba disputar los Juegos de Tokio bajo la bandera olímpica si lograba la marca mínima.

Krauchanka también es miembro del Fondo de Solidaridad Deportiva de Bielorrusia, cuya fundadora, la nadadora bielorrusa Aliaksandra Herasimenia, también vendió en eBay su medalla de oro lograda en los Mundiales de Estambul de 2012 para apoyar a la oposición.

El bielorruso también fue campeón europeo al aire libre en Zúrich 2014 y subcampeón mundial bajo techo en Valencia 2008 y Copot 2014.

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

tres × cinco =