Un Benzema desatado sin Cristiano: el gato se pone las botas sin el macho alfa

0
31

Si el Real Madrid está en semifinales de la Champions –y con opciones de llegar a la final– y con vida en la Liga es gracias, en gran medida, a Karim Benzema. Su gol ante el Chelsea cuando peor estaban las cosas salvó de nuevo a un equipo que estaba a la deriva antes de una acción de auténtico nueve que refleja el cambio que ha experimentado el galo en su juego.

Cuando salió Cristiano Ronaldo en el verano de 2018, el galo tuvo que dar un paso adelante en cuanto a su responsabilidad goleadora. Los cinco tantos en 32 partidos que hizo Benzema en la Liga 2017/18, la última del luso con la camiseta blanca, era una cifra indigna para un delantero centro del Real Madrid. Algo tenía que cambiar.

Su estilo era perfecto para jugar junto a Cristiano y Gareth Bale, que aprovechaban a la perfección el juego asociativo del francés, pero sin el portugués y con el galés sufriendo un evidente bajón en su juego, era la hora de que Benzema sacara al goleador que tenía oculto.

Sus cifras han ido a más desde entonces. 21 tantos hizo en la Liga en la 2018/19 y otros 21 en la 2019/20 para hacer campeón al Madrid. En esta, lleva 21… con seis jornadas aún por delante. Tiene a tiro su mejor marca liguera, los 24 que hizo en 2016.

Aunque el dato más llamativo de su carrera lo logró el martes: es el cuarto máximo goleador de la Champions. Su tanto ante el Chelsea, el 71, le hace igualar a Raúl González y ponerse a solo dos de Robert Lewandowski. Por delante, solo Leo Messi (120) y CR (135). No está nada mal para un jugador al que siempre se le ha achacado tener problemas para marcar. El gato, como le llamó Mourinho algo despectivamente, no explotó cuando se fue el perro (Gonzalo Higuaín), lo hizo cuando se marchó el macho alfa de la manada blanca, Cristiano Ronaldo.

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

nueve + quince =