Un español corre con el dorsal de otro el maratón de Honduras, bate el récord y la federación felicita al dueño original

0
105

El atleta internacional español Camilo Alonso Santiago corrió el domingo pasado el maratón de Dresde con el dorsal del hondureño Iván Zarco y terminó séptimo con un tiempo de 2h17:46 que ha quedado registrado como nuevo récord nacional de Honduras.

Tanto el registro oficial de World Athletics como la Federación de Honduras recogen la marca como nuevo récord del país centroamericano para Zarco, un atleta español nacionalizado hondureño.

En octubre pasado, Zarco se había clasificado en el puesto 85 del mundial de medio maratón disputado en Gdynia (Polonia) con un tiempo de 1h04:08, nuevo récord nacional hondureño, por lo que la marca del maratón de Dresde entraba dentro de sus posibilidades.

Pero la revista española CORREDOR, a la vista de las imágenes de la llegada a la meta en Dresde, descubrió que el atleta que corría con el dorsal 450, en el que aparecía estampado el nombre de Iván Zarco, era en realidad el murciano -residente en La Rioja- Camilo Alonso Santiago, provisto de una gorra azul y gafas de sol.

Tras un examen minucioso del vídeo, la revista ha publicado el incidente: “Después de comprobar las imágenes de carrera, los vídeos de la misma y las clasificaciones, resulta imposible no afirmar que el que portaba ese dorsal era Camilo Santiago y no Zarco. Además, el propio Santiago, que había sido anunciado en esa prueba como liebre, publicó el pasado viernes una actividad en Strava en la localidad germana”.

La Federación Hondureña felicitó a Zarco en las redes sociales: “Se rompe el récord Nacional de Maraton para Honduras. El atleta Iván Zarco vuelve a hacer historia al romper el récord de maratón, antes en poder de Clovis Morales. La nueva marca es de 2h:17:46, impuesta en Dresde (…) Felicidades al campeón por seguir haciendo historia para el atletismo de Honduras”

Fuentes cercanas al atleta dijeron a EFE que el maratonista le había explicado el error.

Camilo me ha dicho fue a Dresde para ayudar a un amigo y que al terminar el calentamiento en Dresde le desapareció el dorsal. Fue a hablar con la organización para contarles el incidente y pedirles, si era posible, que le asignaran otro”.

“La única solución que le dieron, según me ha comentado, fue utilizar el dorsal de este hondureño, que no había aparecido para recoger el suyo, y que ya le cambiarían el nombre en el sistema informático, cosa que, por lo que se ve, no hicieron, y ahí está el error”.

El maratón de Dresde estaba reservado a atletas de elite que perseguían hacer la mínima olímpica (2h11.30), para lo cual tenían que pagarse todos los gastos de viaje, alojamiento y test anti-covid, además de pagar 125 euros de cuota de inscripción.

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

2 × cinco =