Un espontáneo pone en jaque a la seguridad de Wembley durante la final de la Eurocopa

0
59

Un espontáneo tuvo su minuto de gloria durante la final de la Eurocopa entre Italia e Inglaterra. Un joven fue capaz de evitar a la seguridad de Wembley y saltar al césped del estadio durante el transcurso del partido para permanecer en él durante un buen rato, hasta que fue reducido y obligado a abandonar el terreno de juego.

Faltaban aproximadamente cinco minutos para el final de la segunda parte cuando el espontáneo en cuestión apareció sobre el campo. El partido se detuvo y los jugadores permanecieron inmóviles sobre el césped hasta que el joven fue reducido. Algo que llevó más de lo esperado a los miembros de seguridad del estadio, que vieron como el chico les dejaba sentados en un par de ocasiones con algún que otro quiebro de dudosa calidad pero efectividad suficiente.

Con el torso descubierto y una camiseta roja en la mano, el espontáneo no mostró ningún tipo de mensaje o reivindicación, por lo que se puede interpretar que no se trataba de cualquier tipo de protesta, sino de una gamberrada sin más.

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

trece − siete =