Un joven buitre leonado desorientado sorprende a los vecinos de San Fernando

0
79

En concreto, en ambos casos la actuación se está haciendo de forma principal a través del sistema de endoterapia, por el cual se inyecta a través del tronco del ejemplar el insecticida o tratamiento correspondiente en cada caso.

La aplicación del producto se realizará a través de unos inyectores, que van en unos orificios hechos en el tronco a cierta profundidad.

Estos agujeros se hacen con una broca especial para evitar que queden restos de madera en el tronco pudiendo generar posibles futuras infecciones al árbol. Con esta fórmula, el líquido en cuestión se distribuye por la totalidad de los árboles a través de la savia.

Su efecto es inmediato y, además, evita cualquier riesgo sobre quien aplica el tratamiento, al estar el insecticida en un circuito cerrado -dentro del bote hasta que se inyecta- y que no sale al exterior de la palmera, evitando así también riesgos sobre los viandantes y el medio ambiente.

Posteriormente, esta actuación de aplicación de fitosanitarios se refuerza con un tratamiento aéreo, que en el caso de los ejemplares más afectados se repite en varias ocasiones.

En el caso de las palmeras, los tratamientos empezaron a mediados de octubre y se están culminando estos días con el objetivo de frenar la propagación de la plaga del picudo rojo.

Por otro lado, la aplicación de fitosanitarios para acabar con la procesionaria ha comenzado esta semana y tendrán una duración aproximada de unas 20 jornadas de trabajo para toda la población de pinos. Además, esta plaga tiene una elevada peligrosidad para las personas y los animales debido a los pelos urticantes de las orugas, especialmente por lesiones en los ojos y vías respiratorias.

Se han iniciado los trabajos en los ejemplares que se encuentran situados en los colegios y posteriormente se continuarán por aquellos que se encuentran en los parques emblemáticos de San Fernando.

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

20 − 17 =