Un líder imparable a ritmo de récord que recuerda al Atlético campeón de 2014

0
55

A ritmo de 100 puntos va el Atlético de Madrid. Los 50 que ha logrado en sus primeros 19 partidos de esta Liga con el extraño trastocado por la pandemia suponen una marca que solo había logrado el conjunto rojiblanco en una ocasión: en la temporada 2013/14, precisamente la última vez que quedó campeón.

Solamente en seis ocasiones un equipo ha llegado al ecuador del torneo doméstico con al menos medio centenar de puntos, y solo una vez un equipo que lo logró no ganó la Liga. Fue el Barcelona del Tata Martino en la campaña 2013/14… porque el Atleti también había alcanzado las 50 unidades.

Pero en esta ocasión, la ventaja colchonera es mucho mayor que en aquella. Solo en una ocasión había tenido una ventaja mayor el Atlético, en otra temporada que fue campeón la 1995/96 en la que se ganó la Liga con el malogrado Radomir Antic en el banquillo y el Cholo Simeone en el campo. Once puntos le sacaba el Atlético a su máximo perseguidor en aquella ocasión, el Barcelona, y diez le saca ahora al equipo azulgrana y al Real Madrid. Pero con un matiz: el equipo rojiblanco tiene un partido menos disputado, por lo que la distancia es sobre el papel superior.

Es un líder incontestable, con el mejor registro de puntos de su historia a estas alturas junto a aquel Atlético del 96, aunque con números goleadores algo peores. 40 tantos ha metido este Atlético en sus primeros 19 partidos, 47 hizo aquel comandado en ataque por Penev, Kiko, Pantic y Caminero. Eso sí, la defensa es algo superior, con solo diez tantos encajados, por once que había encajado aquel Atlético de Antic.

Ocho victorias consecutivas lleva en la Liga el Atlético, que cuenta sus partidos por victorias desde que perdiera en el derbi del Di Stéfano ante el Real Madrid el pasado 12 de diciembre. Es la única derrota rojiblanca en la competición, en la que también ha empatado en dos ocasiones (Huesca en El Alcoraz, Villarreal en el Wanda Metropolitano); los otros 16 partidos, 16 victorias (con dobletes ante Cádiz y Valencia y sin haber jugado todavía ante Levante y Athletic).

Sin embargo, Simeone es consciente de que queda todavía la mitad de la carrera, con la Champions a la vuelta de la esquina, lo que hará que se sobrecargue el calendario para los colchoneros. “Necesitamos una competencia que se eleve, que crezcan los Torreira, los Herrera, que Kondogbia se pueda hacer un lugar, que le podamos dar un espacio a Dembélé, que Vitolo recupere espacio dentro del equipo”, pidió el técnico argentino. El Atlético no solo va a por la Liga, quiere, como aquel inolvidable 2014, ir a por la Champions, jugar la final de nuevo (–y ganarla–), y para ello va a necesitar más aportación de los jugadores de banquillo, de hombres de gran calidad y experiencia pero ahora mismo en un segundo plano.

El título honorífico de campeón de invierno suele ser una garantía de levantar el título. En los últimos 20 años, solo en cinco ocasiones el equipo que se lo llevó no ganó la Liga, aunque con un ejemplo muy reciente, el del Real Madrid la campaña pasada. Pero lo que no ha logrado absolutamente nadie en la historia de la competición es levantar los diez puntos que lleva de ventaja el Atlético de Madrid sobre sus perseguidores. El equipo rojiblanco es el favorito claro y no por la debilidad de Real Madrid y Barcelona, sino por derecho propio.

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

6 − 5 =