Una polémica descalificación en karate deja a Arabia Saudí sin el primer oro olímpico de su historia

0
81

Arabia Saudí pudo haber vivido un día histórico este 7 de agosto, en el que durante unos segundos parecía que el karateca Tareg Hamedi había logrado el primer oro olímpico de la historia del país. Nada más lejos de la realidad, ya que el luchador terminó siendo descalificado y resignado a la medalla de plata en Tokio.

A falta de poco más de dos minutos de combate, con Hamedi venciendo por 4-1 en el marcador sobre el iraní Zahad Ganjzadeh, el saudí conectó una espectacular patada a la cabeza de su rival. Ganjzadeh cayó noqueado aunque consciente sobre el tatami y todo parecía que Arabia Saudí se alzaría con su primer oro en unos Juegos.

Sin embargo, en un dramático giro de los acontecimientos para la afición saudí, Hamedi fue descalificado por la patada, provocando gran indignación en el equipo y un aluvión de críticas en redes sociales. No obstante, la decisión fue completamente correcta de acuerdo a las normas del kumite mundial.

El karate en competición mundial no es full-contact, si no de marcas. Es decir, los luchadores no pueden completar los golpes y solamente han de marcar los movimientos antes de impactar por completo contra el rival.

La patada de Hamedi golpeó de lleno a Ganjzadeh y pese a que en otras competiciones su patada habría sido ganadora y en este tipo de torneos se permite golpear ligeramente, en este caso los jueces de los Juegos consideraron el contacto excesivo y descalificaron al saudí, dejándole sin un oro que hubiera sido histórico.

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

ocho + diecisiete =