Valentino Rossi se retira: adiós bendito malvado del motociclismo mundial

0
149

MotoGP entra en una nueva era: Valentino Rossi ha anunciado su retirada tras 25 años en el Mundial. El Doctor ha anunciado su decisión en una rueda de prensa en los prolegómenos del GP de Estiria que se celebra este fin de semana, después de varios meses rondando la idea de continuar o no.

“Dije que adoptaría mi decisión después del verano y he decidido parar después de esta temporada. Esta será la última segunda parte de la temporada que disputaré”, anunció. “Es difícil decir que el año que viene no estaré compitiendo”, admitió.

La falta de competitividad que ha mostrado con el Petronas Yamaha SRT ha sido el motivo final por el que, a sus 42 años, Rossi ha decidido colgar el mono y el casco. Ya hace tiempo que no está en condiciones de batallar por las victorias (la última de las 115 que ha logrado fue en 2017), y la edad cada vez ha pesado más. Su marcha del equipo oficial de Yamaha para dejar sitio a Fabio Quartararo le había demostrado que en la marca japonesa ya le estaban invitando a plantearse su marcha.

Había varias posibilidades sobre la mesa, pero la manera en la que se anunció la rueda de prensa hacía temer lo inevitable. Entre seguir con el Petronas Yamaha SRT, competir con su propio equipo o retirarse, la última era la más probable.

Que deje MotoGP como piloto no implica que vaya a estar fuera del paddock, ni mucho menos. Tras gestionar con éxito el Sky VR46 desde 2014 en las categorías de Moto3 y Moto2 con monturas KTM y Kalex, en 2022 dará el salto a MotoGP con Ducati como suministrador. Ese será el próximo capítulo de una carrera legendaria.

Valentino Rossi ha sido ángel y demonio durante toda su carrera mundialista, que arrancó allá por 1996. Su agresividad en pista, muy propia de la escuela italiana, le granjeó la fama de ser un piloto demasiado sucio con sus rivales, tanto en 125cc y 250cc como luego en 500/MotoGP.

Tirar la moto donde nadie se atrevía y muy por encima de lo que la seguridad recomendaba, mostrar una agresividad rayana con la temeridad y pilotar sin ningún complejo le granjeó numerosas enemistades. Con Max Biaggi las tuvo de todos los colores, incluidas broncas públicas y algún manotazo en privado. Con los españoles Sete Gibernau, Jorge Lorenzo y Marc Márquez, especialmente con estos dos últimos, se granjeó el papel de enemigo público número 1 entre buena parte (que no toda) de la afición nacional.

Las luchas con Lorenzo en la etapa juntos en Yamaha o especialmente los incidentes en 2015 con la famosa patada a Márquez (que provocó una crisis sin precedentes) cambiaron ligeramente la percepción hacia un corredor que, sin embargo, siempre ha gozado de las simpatías y el respeto de la inmensa mayoría de la familia motera. Empezando por el legendario Ángel Nieto, al que Rossi consideraba no sólo un referente, sino también un amigo. Su hijo Pablo Nieto es, de hecho, el director del SkyVR46.

Su carisma, sentido del humor, desparpajo dentro y fuera de la pista le han convertido en un piloto muy querido, incluso fuera de las motos: estuvo rondando la Fórmula 1 para incorporarse a Ferrari y ha hecho sus pinitos en el Mundial de rallies.

Más allá de polémicas, los números de Rossi hablan por sí mismos: nueve campeonatos del mundo (uno de 125cc, uno de 250cc, uno de 500cc y seis de MotoGP), 115 victorias, 235 podios, 65 poles, 96 vueltas rápidas

Por primera vez en 26 años, la parrilla de 2022 no contará con Valentino Rossi entre sus componentes. Con sus luces y sombras, la leyenda del ‘Doctor’ será eterna. Los que vengan detrás, que le igualen si pueden.

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

cinco + 9 =