Van der Poel y Roglic se retiran del Tour de Francia con los Juegos Olímpicos de Tokio en el horizonte

0
75

La novena etapa del Tour de Francia arrancó con dos bajas importantes: Mathieu Van der Poel, primer líder de esta edición de la ronda gala hasta el estallido de Tadej Pogacar, y Primoz Roglic, hundido por las caídas de las primeras jornadas.

El neerlandés ya se había descartado de la pelea desde el primer momento. El agresivo corredor del Alpecin-Fenix dejó huella en las primeras jornadas de este Tour, pero desde el principio dejó claro que su objetivo este año eran los Juegos Olímpicos. No ha ocultado su intención de disputar las pruebas de BTT, de la que es campeón del mundo y, por tanto, gran favorito al oro.

“He tomado la decisión tras comentarlo con mi equipo esta misma mañana, creo que es lo mejor que podíamos hacer”, explico el ciclista en la ciudad de salida de la novena etapa, Cluses. “Los Juegos son un objetivo para mi desde hace cuatro años”, explicó el ciclista, convencido de que en el Tour ha conseguido “más de lo que se podía esperar”.

“Ya no tengo nada más que demostrar en esta edición. Volveré en los próximos años con el objetivo de llegar hasta París”, agregó. Van der Poel, aclamado por el público, aseguró sentirse “orgulloso” de lo completado en su debut en el Tour: “He ganado una etapa, he vestido seis días de amarillo y mi compañero Merlier ha ganado otra”.

Primoz Roglic, segundo de la pasada edición del Tour de Francia, no tomó la salida de la novena etapa a causa de los dolores que le provocan las lesiones que sufrió en una caída durante la tercera, informó su equipo, el Jumbo.

El ciclista, antepenúltimo este sábado de la octava etapa con meta en Le Grand Bornand, no se ha restablecido de las heridas causadas y acabó a más de 35 minutos, lo que le situó sin opciones de pelear por la general liderada por su compatriota Tadej Pogacar.

El corredor esloveno sufrió una dura caída en la tercera etapa y efectuó dos días más tarde una decepcionante contrarreloj, su especialidad.

El ciclista aseguró en un comunicado publicado por su equipo que tomó la decisión en coordinación con sus directores y con el objetivo de poder prepararse para otros objetivos en lo que resta de temporada.

“No tiene sentido continuar así. Ahora es el momento de recuperarme y concentrarme en mis nuevos objetivos. Estoy muy decepcionado de tener que dejar el Tour, pero tengo que aceptarlo. Sigo siendo optimista y miro hacia adelante”, aseguró el corredor.

El corredor nunca ha ocultado su voluntad de luchar por el oro en los Juegos de Tokio, si bien no está confirmado que finalmente pueda disputarlos. Dependerá de su recuperación a partir de ahora.

Roglic, que además del segundo puesto en el Tour del año pasado cuenta en su palmarés con las Vueltas a España de 2019 y 2020 y con el tercer puesto en el Giro de Italia de 2019, era uno de los favoritos para la victoria final junto a Pogacar.

Pero la caída sufrida camino de Pontivy le provocó numerosas heridas, sobre todo en el coxis y, aunque inicialmente aseguró que no era nada grave, no ha podido superarlas.

“Tras la caída de la segunda etapa no pensé que me obligaría a retirarme, no suelo mirar tanto al futuro. Pero con el paso de los días me he dado cuenta de que la recuperación no progresa”, aseguró.

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

seis + cinco =