Veinte presos, recluidos en celdas de aislamiento en Cádiz tras incidentes por las medidas contra el coronavirus

0
263

Una veintena de presos fueron recluidos en celdas de aislamiento en las cárceles de Puerto II y Puerto III, en El Puerto de Santa María (Cádiz), durante varios incidentes ocurridos este jueves y en los que un funcionario resultó herido de un mordisco, informaron fuentes penitenciarias.

Según han denunciado los sindicatos CSIF, Acaip, UGT, CCOO, y APFP, los incidentes son derivados del “nerviosismo” que cunde entre los presos al suspenderse sus visitas y permisos, dentro de las medidas para evitar contagios de la pandemia del coronavirus.

En la cárcel de Puerto III, este jueves se produjeron durante toda la jornada incidentes en cinco módulos.

En el más grave de ellos, según los sindicatos, un funcionario recibió un mordisco que caló el forro polar que llevaba puesto.

El funcionario recibió este mordisco de un preso al que había pedido que se calmara, ya que había comenzado a vociferar para quejarse que le habían robado la tarjeta de peculio preso.

El funcionario fue asistido en la enfermería del centro.

Posteriormente, en el mismo módulo, cuando los internos ya estaban encerrados en sus celdas, “empezaron a aporrear violentamente las puertas, insultando y amenazando a los funcionarios”, por lo que siete presos fueron conducidos al módulo de aislamiento.

En Puerto II, dos internos se subieron al tejado sobre las 19.30 horas, aprovechando el momento en el que los reclusos del módulo tres salían de la cena y se disponían a recibir sus medicaciones, según fuentes penitenciarias.

Con un bidón de basura y una sábana se subieron a la azotea y se escondieron.

Tras localizarles, el director y el jefe de servicios del centro penitenciario conversaron con ellos hasta que les convencieron de que depusieran su actitud y bajaran.

Los presos, según las fuentes, se quejaban de que no podían comunicarse con sus familias ni recibir dinero en sus cartillas. Ambos fueron conducidos a celdas de aislamiento.

En Puerto I, en la que están internados 120 internos, los funcionarios intervinieron en un cacheo a un preso 2.000 pastillas que supuestamente fueron robadas de la enfermería, según fuentes penitenciarias.

La cancelación de las visitas, especialmente las vis a vis, evita una de las principales vías de introducción de droga en las prisiones, lo que, según fuentes penitenciarias, ha incrementado la agresividad y el nerviosismo de los presos con problemas de adicciones.

Los sindicatos de prisiones piden más medidas de seguridad para afrontar estas situaciones y medios materiales que protegían su salud y su integridad física.

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

uno + dieciseis =